Empezamos septiembre con mucha ilusión, ya que en pocas semanas comienza nuestro viaje “De la justicia alimentaria al residuo cero”. Mar de Tierras propone el reto colectivo de viajar en bicicleta por la Comunidad de Madrid durante cinco días sin generar residuos y por la seguridad alimentaria, visitando iniciativas de alimentación sostenible.

La propuesta es una de las 21 que han obtenido subvención por parte la iniciativa europea Food Wave, enmarcada dentro de los acuerdos del Pacto de Milán, al que el Ayuntamiento de Madrid está adscrito. Tiene como objetivo sensibilizar sobre el impacto de nuestro modelo de vida y consumo, nuestra movilidad y transporte, incorporando las reflexiones de los participantes y proyectos visitados para ampliar la visión y posibilidades de una alimentación consciente y de menor impacto ambiental y generar acciones y respuestas positivas y transformadoras a partir del viaje.

Tras el lanzamiento del proyecto el pasado mes de junio y la acogida de participantes, que sumarán una veintena de jóvenes de entre 18 y 35 años,  las distintas comisiones creadas (ruta, alimentación, cuidados, residuo cero y comunicación) han estado trabajando para la organización del viaje. El verano ha servido para decidir destinos e ir cerrando ruta e iniciativas de que visitar (huertos comunitarios, cooperativas de consumo ecológico…), gracias al grupo de participantes que está dedicando tiempo e ilusión y la colaboración de distintos ayuntamientos y entidades que estarán encantados de recibirnos y acogernos.

El martes 22 de septiembre saldremos pedaleando del centro de Madrid para llegar a dormir a Fresnedillas de la Oliva. El día 23 nuestro viaje continuará hasta Cerceda, la noche del 24 pernoctaremos en Soto del Real, y la del sábado 25 en Redueña, para acabar con una última jornada el domingo 26 donde llegaremos de vuelta a Madrid.

Síguenos en nuestras redes para informarte de nuestros pasos. Y si quieres unirte al viaje, en su totalidad o en alguna etapa ¡contáctanos!

XI edición del Curso de Recursos para la Educación Ambiental

Comenzamos una nueva edición de nuestro estimado curso presencial en el que aprenderemos una gran variedad de recursos para trabajar la educación ambiental.

Uno de los principales OBJETIVOS es que los y las participantes obtengan herramientas para desarrollar actividades educativas y de sensibilización ambiental con diversos colectivos así como para aplicar en la vida cotidiana.

La DURACIÓN es de 60 horas (entre el 27 de septiembre y el 27 de octubre) repartidas en sesiones presenciales dos tardes por semana (lunes y miércoles de 16:30 a 20h) en el CIEA Huerto de El Retiro de Madrid. Además haremos una salida en fin de semana fuera de Madrid (9 y 10 de octubre – coincide con el puente, pero ¡el lunes 11 también tendremos clase!) y una excursión urbana en una mañana de sábado (16 de octubre).

Dado que se trata de un curso PRESENCIAL, adoptaremos todas las medidas sanitarias establecidas por el centro y las autoridades sanitarias correspondientes para cuidar en todo momento la salud y el bienestar del grupo.

En cuanto al CONTENIDO, trataremos varios temas relacionados con la problemática socioambiental: consumo responsable, recursos naturales, conflictos ambientales, movilidad sostenible, consumo cibernético, ciudad, percepción ambiental, alimentación, agroecología y soberanía alimentaria…

La METODOLOGÍA es fundamentalmente práctica: queremos trabajar la sensibilización ambiental desde la educación no formal a través de la facilitación de procesos con el grupo como fuente de aprendizaje. Las sesiones estarán protagonizadas por debates, intercambio y reflexión grupal, dinámicas y actividades prácticas.

Está DIRIGIDO a cualquier persona con interés y motivación hacia la educación ambiental que quiera aplicar estas herramientas en su ámbito laboral y/o personal. No se requieren conocimientos ambientales previos.

Además, ¡el curso es GRATUITO! Solo habrá que hacer una aportación de 20 euros para cubrir parte de los gastos de la salida de fin de semana.

Para APUNTARTE solo tienes que escribirnos a mardetierras@gmail.com y te enviaremos toda la información detallada.

¡Mar de Tierras vuelve a las aulas! Un proyecto de Educación para el Desarrollo, sensibilizando sobre cambio climático y energías sostenibles

Nos embarcamos en un nuevo proyecto de sensibilización ambiental, en colaboración con la ONG Plan International y financiado por la AECID (Asociación Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo). Hablamos de cambio climático y sus efectos en Níger, trayendo la problemática a la realidad de nuestro país para reflexionar sobre nuestro modelo de consumo energético, su impacto, y buscar soluciones conjuntas a partir del uso de energías sostenibles. Está dirigido a estudiantes de secundaria y centros de Formación Profesional, así como a sus docentes, en la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana y Andalucía.

Orgullosas de formar parte de esta aventura, ¡invitamos a la comunidad educativa a participar!

La ONG Plan International trabaja en el campo de la cooperación al desarrollo y la ayuda humanitaria, llevando a cabo proyectos en diversos contextos y países. Además de su fundamental apoyo en terreno, en España trabaja en materia de Educación para el Desarrollo y para la Ciudadanía Global, dando a conocer las problemáticas que nos encontramos y la labor que realizamos las entidades del tercer sector. Con el fin de generar transformación social, realiza acciones encaminadas a mejorar las condiciones de vida de las personas a través de la cooperación, la solidaridad y la promoción de una ciudadanía activa.

Para que estos cambios ocurran, nuestra sociedad debe implicarse en la reflexión sobre el modelo y políticas de desarrollo actual y cómo estos afectan a las oportunidades de crecimiento y desarrollo de las personas de generaciones presentes. Esto supone un ejercicio de corresponsabilidad y de comprensión de la relación entre lo local y lo global, que desde las entidades del tercer sector fomentamos a través de la Educación para el Desarrollo (ED).

Partiendo del proyecto de Cooperación que desarrolla Plan International con financiación de la AECID “Desarrollo socioeconómico de mujeres de comunidades rurales de la región de Maradi y Tahoua, Níger, a través de las energías renovables”, nos centramos en dos dimensiones de la ED, sensibilización y educación-formación sobre el Desarrollo, mejorando así el conocimiento de estudiantes y docentes sobre las causas del cambio climático, su contribución a este fenómeno y los efectos que tiene en Níger, así como el impacto del uso de energías renovables y eficiencia energética y su contribución al desarrollo sostenible.

Mar de Tierras colabora en este proyecto facilitando en las aulas espacios de reflexión colectiva, siguiendo una metodología dinámica y participativa, con el objetivo de concienciar y fomentar una ciudadanía global comprometida y solidaria y motivar a la acción.

¿Qué ofrecemos? Un taller presencial de sensibilización al alumnado de una hora lectiva, y un taller de formación al profesorado, también de una hora, para conocer las causas del cambio climático y sus efectos en Níger, el impacto del uso de energías renovables y eficiencia energética y su contribución al desarrollo sostenible. Hablamos de la brecha de género y la importancia de la educación y la participación ciudadana, trayéndolo a la realidad de nuestras vidas para generar conciencia y transformación social.

Las sesiones son gratuitas, se desarrollarán entre 2021 y 2023, y ya están abiertas las inscripciones para este último trimestre o el primero del próximo curso. ¿Os animáis? ¡Reserva tu plaza! Rellena el formulario de inscripción para que tu centro educativo participe, o escríbenos para más información.

Crónica de un viaje en bici a la España vacía

Como todo, al menos como todo aquello que merece ser recordado con una sonrisa, esto también tuvo su origen en un sueño. Con los ingredientes de las recetas que forman los sueños, y además con un puñado de tesón, y un toque de escritura, este proyecto se asomó por fin al mundo real, antes que las personas que lo soñaron. Porque su llegada a este mundo se produjo algo después, cuando consiguieron detenerse un minuto y observar, una noche en la Casa de Campo, a las personas que hasta ese momento no tenían cara, sólo nombre e ilusión, rodeando unas bicicletas que aguardaban impacientes unas manos y piernas que les dieran vida.

Y esa noche, los impasibles pinos y encinas de la Casa de Campo, nuestro kilómetro cero, fueron testigo de miedos y emociones, de excitación y nervios, de miradas desconcertadas, de ilusiones, de sonrisas, de abrazos y de cómo un grupo de personas griegas y españolas comenzaban a formar la serpiente multicolor que durante cinco días recorrerían los parajes más inhóspitos y despoblados de nuestro país.

Pasando por el kilómetro cero de la Puerta de Sol, bajo la mirada curiosa de cientos de observadores anónimos, partimos rumbo a nuestra Ítaca veinte personas dispuestas a perseguir un sueño. Escoltadas esa mañana por la siempre colorida masa crítica ciclista, clamando y soñando con un mundo más bonito, compartimos una feliz mañana de banderas y cánticos, y llegamos a Coslada donde disfrutamos de un merecido descanso y de una agradecida paella. Aún faltaban dos decenas de kilómetros, recorridos ilusión y coraje mediante, para acabar en Camarma de Esteruelas, donde el recibimiento que nuestros amigos de la Asociación la Estera puso el colofón final al primer día de marcha.

Con ellos reflexionamos acerca de los retos que los medios urbanos deben afrontar frente a as grandes ciudades, acompañados de agradecidas cervezas procedentes de cooperativas locales. Una sala para dormir y unas mesas para comer y para poner en común los sentimientos del día fueron suficientes para reposar el remolino de emociones acumulado durante tanto tiempo. Tras las primeras 24 horas nadie dudaba ya que esto era una realidad y que ya nada podría pararnos.

El pueblo de Malaguilla sería nuestro próximo destino. Salíamos del entorno de la gran ciudad; los conejos y retamas sustituían poco a poco a los vehículos y al asfalto por el que ruedan. Primeras dificultades, averías, pinchazos, caminos sinuosos e intrincados, piedras, y arena mezclada con gotas de sudor…tras unas esperadas últimas curvas nos saludaba por fin Malaguilla, donde encontramos puertas y brazos abiertos por parte de su Ayuntamiento, su gente y su alcaldesa, Maria Isabel. Sin embargo, el cansancio comenzaba aparecer, recordándonos que la prueba a superar iba a exigir más esfuerzo del esperado. Comenzábamos a encontrarnos con nuestros demonios, enfrentados con nuestros ángeles, todos ellos presentes en todo el viaje, pues nadie dijo que el camino a Ítaca sería fácil.

Por todo ello, el siguiente día supondría para muchas personas un balón de oxígeno, pues las aguas de la presa de Alcorlo, sobre el pueblo de San Andrés del Congosto, aunque distantes aún, prometían un fin de etapa donde el bañador y las ganas de un buen remojo serían los protagonistas del día. Con ese soñado destino en nuestras mentes, las sinuosas carreteras comarcales y los caminos rurales pasaron por debajo de nuestras ruedas soplando a nuestro ritmo, dejando atrás paisajes esteparios, campos de cultivo, viñedos…toda una gama de colores amarillos, verdes, marrones, que dieron vida a la ruta hasta nuestro azul final.

Las frías aguas arrebataron momentáneamente el protagonismo a las dos ruedas, y dieron paso a la segunda sorpresa del día: nuestros cuerpos descansarían sobre un colchón, pertenecientes a la Casa Rural de Amelia, merecido premio después de tres días de pedales.

Y así, en cierto modo resucitados, cerramos los ojos con nuestro próximo destino en mente: Ujados; entre medias: el Puerto del Alto del Rey…10 kilómetros de subida constante que sin duda, se dibujó en los sueños de mucha gente.

Poniendo rumbo a la dificultad que haría de esta etapa la etapa reina, atravesando tierras de Jadraque, dehesas y formaciones de pizarras, tomamos un merecido descanso antes de afrontar el tramo que pondría a prueba nuestros nervios, músculos y tendones. Más temida que dolorosa, con ánimo y coraje, la cuesta se fue dejando vencer, y dio su brazo a torcer, rendida, cuando las últimas bicicletas, aparecieron en el pueblo de Bustares, villa que pondría fin a todas las hostilidades.

Derrotado el puerto, ninguna dificultad nos detendría hasta Ujados, donde Santiago, habitante del pueblo y uno de los protagonistas del proyecto personal de desarrollo rural del pueblo, nos recibió con toda su alegría, unas cervezas bien frías y una exquisita paella. Allí visitamos su proyecto, sus huertas, sus casas de labores, y disfrutamos de una agradable tertulia donde tuvimos la oportunidad y el lujo de poder preguntarnos si otra forma de vida, más en consonancia con valores sociales y ambientales, si otra forma de vida es posible.

Y tras tantas emociones, nos esperaba por fin Medinaceli…sólo 60 kilómetros nos separaban del destino. Esos 60 kilómetros concentraron toda las emociones del viaje, los recuerdos de malos y buenos momentos, de rocío y frescor en la mañana, de implacable sol, de hambre y sed, de necesidades satisfechas, de lucha contra demonios, de apoyo de nuestros ángeles. Y todo junto comenzó a aflorar cuando antes de la subida final pudimos observar el siguiente cartel: Medinaceli, 7 km. Sí, por fin, acompañados de nuestros ángeles, vencidos nuestros demonios, hicimos entrada triunfal al pueblo.

Allí, como hipnotizados por una magia de origen incierto, un círculo formado por ahora amigos se fue formando despacio y lentamente; y sentados en silencio de cara al horizonte, dejaron descansar su bicicletas, y guiados sin saber por quién y por qué, formaron una familia que junta compartía, con miradas y sonrisas, el mismo sentimiento: lo hemos conseguido…

¡Más recursos para la educación ambiental!

Ya ha comenzado la 7º edición del curso «Recursos para la educación ambiental» organizado por Mar de Tierras, en colaboración con la Escuela Pública de Animación de la CM.

Con la misma energía transformadora que en otras ediciones, un diverso grupo de educadoras sociales, ambientólogos y trabajadores del mundo social han comenzado hoy esta aventura que durante un mes nos llevará a debatir y reflexionar sobre diversas temáticas relacionadas con el medio ambiente.

A través de un enfoque eminentemente práctico y participativo, abordaremos diferentes recursos de dinamización para la educación ambiental, persiguiendo así el objetivo principal del curso: que todas las personas participantes obtengan herramientas para la sensibilización ambiental que puedan reproducir en su actividad profesional con diversos colectivos.

En un entorno agradable e inspirador, como es el Centro de Educación Ambiental del Huerto de El Retiro, desarrollaremos dinámicas mediante las que tratar temas como consumo responsable, recursos naturales, conflictos ambientales, movilidad sostenible, ciudad, percepción ambiental, alimentación, agroecología y soberanía alimentaria.

Gracias a las personas valientes que forman este grupo de aprendizaje hacia la transformación desde el ecologismo social.

Buen viaje!

9 de agosto, Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Imagen

Un año más, desde Mar de Tierras celebramos el 9 de Agosto el día Internacional de los Pueblos Indígenas y os animamos a participar en las actividades que se celebren al respecto. Fundación WATU en colaboración con la Asociación La Rueca, la Escuela de Cuentacuentos y el Servicio de Convivencia Intercultural del Ayto. de Madrid, ha preparado un programa de actividades lúdicas dirigidas a toda la familia. Será en el Pº de los Plátanos de Madrid Río (antiguo Parque de Arganzuela) a la altura del Pº de Yeserías nº 33, desde las 17 hasta las 22 horas. El escenario será la Exposición Itinerante Mujeres Indígenas. Valores desde la Diversidad, que organizada también por WATU, está recorriendo los municipios madrileños mostrando la diversidad de las mujeres indígenas a través de imágenes y testimonios.

ver cartel PDF

Un repaso a las actividades de Mar de Tierras

Cooperación internacional

En Mar de Tierras consideramos que el trabajo local no debe de perder nunca la perspectiva global. El intercambio constante con las comunidades de otras zonas del planeta nos permite entender mejor lo que tenemos cerca. Por ello mantenemos contacto con diversas organizaciones internacionales en África y América Latina en varios países con los que realizamos intercambios y colaboramos en proyectos. Este intercambio sobre el trabajo que realizamos en el ámbito del desarrollo rural y la formación nos permite profundizar en las particularidades de cada territorio y sus pobladores y plantear mejor las respuestas ante las problemáticas de cada lugar.

Desarrollo rural

La despoblación, el medio ambiente y los derechos de las personas que habitan el mundo rural nos preocupan especialmente. Desde 2014 tenemos un acuerdo de colaboración con la cooperativa La Noguera para trabajar conjuntamente en desarrollo rural. En nuestros cursos y actividades incluimos visitas e intercambios en entorno rural para nunca perder esta perspectiva.

Agroecología

Tanto en medio urbano como rural desarrollamos proyectos de agroecología en los que analizamos todas las posibilidades del entorno para lanzar proyectos que fomenten modelos alternativos. En el ámbito formativo incluimos la reflexión sobre los diferentes modelos agropecuarios. Realizamos huertos escolares en colegios de la Comunidad de Madrid.

Intercambio europeo

En todas nuestras actividades fomentamos espacios la participación de jóvenes europeos de diferentes países. En la mayor parte de nuestras actividades en el entorno rural han participado jóvenes de otros países como Italia, Francia, Letonia, Lituania, Hungría, Austria etc. En 2017 pusimos en marcha el proyecto Bike to the Future, una ruta en bicicleta protagonizada por 10 jóvenes griegos y 10 españoles desde Madrid hasta Medinaceli, Soria, pasando por las comarcas con mayor despoblación de Europa. Los objetivos de esta ruta son entender de primera mano las repercusiones sobre el paisaje del actual modelo de desarrollo y «experimentar a baja velocidad las implicaciones de una vida más sostenible» así como empatizar con la situación de las personas migrantes y refugiadas.

https://elmirondesoria.es/provincia/comarca-de-medinaceli/medinaceli-punto-de-encuentro-de-jovenes-espanoles-y-griegos

http://www.lavanguardia.com/vida/20170918/431392376890/jovenes-van-en-bici-a-zonas-rurales-despobladas-de-madrid-guadalajara-y-soria.html

Ocio y deporte en la naturaleza

Mar de Tierras organiza actividades de ocio y deporte en la naturaleza con el objetivo de promover hábitos más saludables de vida a la vez que se sensibiliza sobre las problemáticas ambientales del entorno natural y de nuestros pueblos y ciudades. Destaca especialmente el Raid de orientación en la casa de campo que va por su sexta edición y cuenta con una participación de más de 100 personas cada año.

Finaliza el curso de formación ambiental para formadores sociales

El pasado 9 de junio se dio por finalizado el curso de Formación Ambiental para Formadores Sociales impartido por Mar de Tierras.

Desde el primer día los participantes mostraron una dedicación y motivación difíciles de superar e hicieron que esas dos semanas fueran una experiencia única tanto para ellos como para los formadores.

El contenido trató una gran variedad de temas cubriendo los aspectos más relevantes que influyen en la problemática ambiental actual; desde calentamiento global y cambio climático hasta alternativas de consumo, gestión de residuos

Continue reading